Granadilla, el pueblo feudal abandonado

Granadilla es un pueblo abandonado de origen feudal con carácter militar y defensivo, fue fundado por Fernando II de León en 1170, lo reconstruyó y  repobló dotándolo de fuertes murallas y otorgándole el título de villa.

En un principio su nombre era Granada hasta que los Reyes Católicos conquistaron el Reino de Granada y pasó a denominarse Granadilla. El nombre de Granadilla no aparece utilizado en ningún documento oficial del Concejo hasta el siglo XIX, es entonces cuando se constituye como municipio contando con un censo de 130 hogares y 712 vecinos.

Granadilla se haya asentada sobre una colina y es un paso estratégico en la antigua Vía de la Plata camino a las Hurdes.

El pueblo fue abandonado debido a la construcción del Embalse Gabriel y Galán, algo parecido a lo que ocurrió en Talavera la Vieja con el Embalse de Valdecañas, pero en esta ocasión las aguas jamás llegaron al pueblo, inundaron eso si, sus fértiles tierras y lo dejando aislado en una península con una única vía de acceso por el norte. 

En 1955 el Consejo de Ministros decreta la expropiación de los terrenos del término municipal por ser territorio inundable y en 1960 el Estado paga las indemnizaciones correspondientes, es en ese momento, a comienzos de los años sesenta, cuando los habitantes de Granadilla comienzan su éxodo masivo, unos hacia Alagón del Río y otros hacia núcleos más industrializados.

Los últimos vecinos que abandonaron el pueblo lo hicieron en 1964 cuando el embalse terminó por inundar sus tierras, a partir de ese momento la villa queda totalmente abandonada y su termino municipal fue repartido entre Mohedas y Zarza de Granadilla.

En 1980 Granadilla fue declarada Conjunto Histórico Artístico,  llevándose a cabo a partir de ese momento diversas labores de reconstrucción, como las de las murallas y el recinto del castillo, es en 1984 cuando la villa es elegida para su inclusión en el Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados.

Los elementos más destacados de la villa son el castillo, construido entre 1473 y 1478, la Iglesia Parroquial de la Asunción que data del siglo XVI y la muralla que la rodea.

El ecosistema natural que envuelve Granadilla está formado fundamentalmente por el gran lago de agua dulce rodeado de bosques de pinos y eucaliptos y dehesa mediterránea. Abundan en sus inmediaciones los jabalíes, ciervos, conejos e incluso linces ibéricos.

Como curiosidad decir que el entorno que lo rodea le valió para que en 1990 el director de cine Pedro Almodóvar rodara aquí el final de la película ¡Átame! 

Actualmente los antiguos habitantes del pueblo continúan reuniéndose en la villa con motivo del día de los difuntos (1 de noviembre)  y de la romería de la Virgen, el 15 de agosto.

Considerado como el tercer gran conjunto amurallado español que mejor se conserva al permanecer intacta la mayor parte de su muralla, merece la pena visitarlo.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Granadilla_(C%C3%A1ceres)
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario