Atrapado en el pasadizo de la Fuente Atenor

En la plazoleta donde confluyen las calles Fuentes y Zurbarán de la localidad de Azuaga, prácticamente a las afueras del pueblo nos encontramos con la que es conocida como la Fuente Atenor. Fechada en época romana está dispuesta en un amplio receptáculo que años atrás fue usado como lavadero público y para el abrevadero de ganado. La fuente siempre se destaco por su salubridad y por su agua fina apta para el consumo humano, usándose además como bálsamo contra los males de estómago.

Sobre esta fuente existe una leyenda que cuenta la fatalidad que le sucedió a un trabajador mientras la limpiaba. El caso es que hace mucho tiempo y para mantener la salubridad de dicha fuente una pareja de hombres, forma periódica, se encargaba de limpiarla a mano. En cierta ocasión uno de los hombres no acudió a trabajar y su compañero decidió acometer solo las tareas de limpieza. Al disponerse a entrar en el interior de la fuente, en esta ocasión, reparó en un pasadizo que ni su compañero ni él habían visto ninguna de las veces anteriores. Muerto de curiosidad decidió inspeccionar aquella galería para conocer donde terminaba, pero no se dio cuenta de la estrechez que tenía, por lo que su cuerpo quedó atrapado sin poder salir ni para adelante ni para atrás. Cuentan que murió atascado en aquel mismo pasadizo.

Es conocido en todo el pueblo el rumor que habla de la existencia de un pasadizo subterraneo que comunica la Fuente Atenor con la alcazaba, la funcion de este tunel no sería otra que la de poder escapar rapidadmente del recinto fortificado. ¿Sería ese el pasadizo en el quedó atrapado?

Fuente: https://alcazaba.unex.es/~emarnun/dicc/a.htm
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario