El Astronauta de Casar de Cáceres

Cuando usamos el sobrenombre de “El Astronauta de Casar de Cáceres” ó ”El Extraterrestre Celtíbero del Casar”, estamos hablando realmente de una extraña estela descubierta en el cementerio de este pueblo cacereño.

Empotrada en la tapia SE del cementerio de Casar de Cáceres mirando hacia el cielo fue encontrada por el druida Cauceno, hace más de 40 años, una de las piezas más extrañas jamás halladas en Extremadura, se trata de una losa funeraria con la figura de un extraño ser que lleva en el pecho una inscripción intraducible.

La figura es una representación antropomorfa en granito gris de un ser que parece estar desnudo, de cabeza ovalada, desproporcionada o que lleva puesto un casco, de ojos achinados y que mantiene una desconcertante sonrisa, posee hombros elevados y un calzado que nos recuerda a las botas de un astronauta. La figura se representa frontal, excepto las piernas y pies que están de perfil. En su cuerpo aparecen unas inscripciones que no han podido ser descifradas por el momento.

Respecto a estas inscripciones, epigrafistas e historiadores no se ponen de acuerdo, habiéndose hecho bastantes lecturas de la inscripción os dejo algunas:

[Lectura de A. Sánchez Paredes]

 

I.D.T.

N.I.N.

ILVCIA

SP.N.A

SVD LIE

Ch A

S .N.

 

 

 

[Lectura de C. Callejo Serrano]

 

I.D.T.

N.I.N.

ILVCIA

SP.N.A

SUB DIE

Ch A

S .N.

 

 

 

 

I.D.T.

N.I.N.

ILVCIA SP.N.A. SVB.DIE CH.A./ S.N.

[Lectura de R. Hurtado de San Antonio]

 

I.D.I.

M.I.M.

ILVCIA

SP.M.A

SVDLIE

CK A

S .N.

 

 

En lo que si coinciden muchos es en señalar que la críptica inscripción pudiera estar escrita en alguna lengua indoeuropea céltica, lusitana o vetona, influida por corrientes íberas y transcrita usando caracteres latinos.

La única palabra en la que todos los epigrafistas parecen coincidir es la que aparece en la tercera línea: ILVCIA (ILUCIA),  para algunos, este término podría tener relación con alguna divinidad pagana y para otros probablemente provenga de la voz “Lux-Lucis (luz). 

Para muchos estudios la figura de la estela representa a un guerrero centinela que vigila las almas que duermen en el sueño eterno, otros piensan que su origen podría estar honrando la presencia de algún antiguo dios.

Sobre su origen, unos la consideran de época tardorromana y otros, en cambio, piensan que es celtibérica. A pesar de estar fecha en aquella época lo extraño es que la figura aparezca representada de cuerpo entero, pues en aquellos tiempos las estelas funerarias eran realizadas a partir del busto de la persona o deidad en cuestión.

Es curioso el parecido de la  figura con las que existen en la Pampa Colorada de Nazca, en Perú, hablamos de un  conjunto de 70 figuras de animales y plantas dibujadas sobre el desierto de Pampa Colorada, al sur del Perú. 

Si queréis visitarla, actualmente se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico de Cáceres.

Temática Arqueología
Fuente: Cuarto Milenio
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario