El Ídolo de Cambroncino

Con el nombre de Ídolo de Cambroncino nos referimos a un guijarro o canto rodado que representa esquemáticamente una figura humana de aspecto antropomorfo. Fue hallado en esta localidad de las Hurdes, hace ya muchos años, en un corral de colmenas situado junto al puente que salva el Arroyo Cambroncino.

Este canto rodado parece simbolizar una estela funeraria representativa de algún Dios extraño. La roca se encuentra fragmentada en su parte derecha y posee unas dimensiones de 54 cm de altura, 20 cm de anchura, y la figura interior tiene 25 cm de alto.

La figura antropoforma se representa totalmente conformada, y fue tallada realizando formas semicirculares, trazos oblicuos y aprovechando pequeñas oquedades. El cuerpo trazado a través de dos líneas oblicuas sujeta la cabeza, donde se representa el rostro de un sujeto con una cara extrañamente triste. La cabeza se encuentra coronada en la parte superior por una especie de diadema ritual, que parece emular los rayos del sol. Bajo el cuello aparece representado por tres semicírculos un collar. Los brazos se encuentran paralelos al cuerpo, con cinco dedos en la mano derecha, además también podemos observar con la misma forma oblicua la representación de las piernas y los dedos de los pies.

Ha sido datado en la Prehistoria, hablan de que podría situarse entre el Calcolítico y la Edad de Bronce. Lamentablemente a día de hoy este extraño resto arqueológico se encuentra en paradero desconocido.

Temática Arqueología
Fuente: El Paraíso Maldito / Iker Jiménez
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario