Capilla abandonada, en honor a su difunta hija Isabel

El origen de esta capilla posee cierto romanticismo al igual que su portada, y es que la causa de su construcción se debió a la desdicha sufrida por la familia Escribano Montero. En el siglo XIX habitó en Villanueva de la Serena un acaudalado y noble matrimonio conformado por Julián Escribano Sánchez y Ana Montero González, fruto de este enlace nació Isabel, pero los padres no dispondrían de mucho tiempo para poder disfrutar de su hija ya que una enfermedad en plena juventud les arrebató a la joven.

Muy afectados por la pérdida de su hija, el matrimonio que disponía de buena posición económica, decidió en 1893 (según reza una placa conmemorativa) levantar una capilla a modo de panteón para Isabel, el lugar elegido fue junto al cementerio municipal (cementerio viejo), el templo quedó bajo la advocación de Santa Isabel, del mismo nombre que su hija fallecida. Una vez terminadas las obras de la capilla fue voluntad de la familia que el templo fuera usado por todo el municipio para celebrar los sepelios de sus seres queridos, pues antes se tenían que realizar en la puerta del camposanto.

La capilla, de aspecto sobrio por tres de sus cuatro costados, está construida sobre planta rectangular, varios contrafuertes sostienen sus paredes de ladrillo. Estructurada a través de una única nave, lo más llamativo del edificio es su portada neogótica con ciertos tintes románticos, se encuentra armonizada por cinco arcos sobre columnas, un arco de medio punto y cuatro arcos apuntados. La parte superior de la fachada se encuentra rematada con un frontón triangular que posee una placa conmemorativa, originalmente una espadaña con una campana (ya desaparecidos) lo coronarían. Aún hoy se puede ver el amplio vestíbulo cerrado con verjas de hierro forjado que daban acceso al templo. En su interior, la capilla albergó la imagen del Crucificado y la de Santa Isabel.

No conocemos el momento exacto de su abandono y posterior declive, entendemos que iría parejo a la clausura y desmantelamiento del cementerio viejo. Actualmente la capilla se encuentra en un completo estado de ruina, habiendo perdido totalmente su cubierta y hallándose bastante deteriorados sus muros. El templo se encuentra tapiado pero sus aledaños se han convertido en un basurero improvisado y sus paredes en lienzos donde realizar grafittis.

Fuente: http://www.villanuevadelaserena.es/la-ciudad-historia-main-menu/patrimonio-religioso.html
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario