Ex-Convento abandonado de San Francisco en Coria

El “Convento de Religiosos Descalzos de San Francisco”, es sin duda, unos de los bienes patrimoniales más olvidados de la muy noble y leal Ciudad de Coria. Fue fundado en 1561 por el Duque de Alba, D. Francisco Álvarez de Toledo a instancia del Obispo D. Diego Enríquez de Almansa, prelado por aquella época de Coria. Pedro de Ibarra fue el arquitecto que acometió la capilla mayor del convento de San Francisco.

A finales del siglo XVIII Antonio Ponz realiza una breve descripción sobre el estado del templo en su obra “Viage por España”, hace mención a una pintura de un Santo Apóstol de medio cuerpo y a un bajo relieve que cree de origen romano, además refleja la existencia de un acueducto que supone de origen romano y que pudiera haberse visto alterado por distintas reformas llevadas a cabo con el paso de los años.

“Acia el lado de norte á corta distancia, fuera de la ciudad, se halla la de Descalzos de S. Francisco, que es muy buena, y sencilla, á manera de otras de la misma Orden, de que ya tengo hablado á V. en este último viage de Extremndura: solo hay de ridículo los altares modernos, como son los demás que se encuentran en Coria de la misma edad. En uno al entrar se vé una pintura de un Santo Apóstol de medio cuerpo, muy bien executada; y en un pasillo desde la iglesia á la sacristía he visto un baxo relieve de marmol sobre su basita, á mi entender romano. Consiste en una cabeza de león, de la qual cuelga un lazo, en que están liados tres escudos, cada uno de diversa forma: agrupan con un manojo de haces consulares, espadas, y otras armas, todo bien, hecho, y conservado, y será de una vara en quadro. Entre el convento, y la ciudad hay un aqüeducto, cuya dirección es por arcos 5 y desde el convento continúa hasta su manantial, que á lo que me dixeron, no está muy lexos. Me figuro que esta obra seria en su principio de Romanos; pero ahora no lo parece su construcción, y es natural se haya restaurado”.

En 1837 sufrió la Desamortización de Mendizábal y pocos años después, en 1850 ya se hallaba casi completamente destruido como asegura Pascual Madoz en “Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar”:

“y á su final existe el ex-convento de San Francisco, del que toman nombre todos estos sitios este conv. se fundó por los años 1500, como consta de la carta que al intento concedió el señor duque de Alba, conservada en el archivo de la ciudad; en el acto de la supresión tenia 18 frailes; y su edificio que quedj en bastante buen estado se halla casi completamente derruido”

Los restos del templo dejan entrever una construcción realizada con materiales pobres, una edificación muy austera en consonancia con la filosofía religiosa de los franciscanos. Entre sus ruinas podemos identificar parte del claustro que aún sigue en pie, la capilla mayor del convento y otras dependencias anexas para los monjes. El edificio se encuentra en un completo estado de ruina, la basura y la vegetación cada vez van adueñándose más del templo. 

Fuente: http://coria.wn21.com/es/inicio/237-coria/6011-convento-de-san-francisco-s-xvi-xix.html
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario