La Pomporrilla, un duende inofensivo

La Pomporrilla, es un diminuto ser que habita en algunos hogares del Valle del Jerte. Este pequeño duende doméstico, no se caracteriza por su condición maléfica en sí, si no que sus actos los podríamos calificar más bien de trastadas.

De aspecto grotesco, presenta un cuerpo feo y deforme, su piel es oscura, más bien negruzca y tiene un pelo greñoso. Se conoce su condición femenina por no tener más que un seno atrofiado y enflaquecido en el pecho. Su boca aparentemente hundida tiene una gran capacidad de succión, dispone de un solo diente que le permite roer su alimento preferido, las castañas, que son secadas en los típicos doblaos vallejerteños.  

Uno puede sospechar que en su casa habita este particular gnomo, si observa que con frecuencia los enseres domésticos aparecen revueltos y son cambiados de lugar, es además amigo de producir extraños ruidos y cambiar muebles de sitio. Por lo demás es un duende inofensivo.

gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario

Te puede interesar