Los siete obispos mártires

En el año 714, durante la invasión islámica a la península, cuenta la leyenda que siete obispos fueron martirizados y atrozmente asesinados en Garganta la Olla.

Los hechos sucedieron concretamente en la ermita de San Salvador de la Sierra, entre las localidades de Cuacos de Yuste y Garganta la Olla en dicho lugar, el obispo de Coria y seis prelados andaluces, se refugiaron de los sarracenos. Eligieron este templo pensando que al encontrarse alejado de la civilización, en mitad del campo se encontrarían más seguros. Pero los soldados musulmanes dieron con la ermita y los religiosos fueron martirizados hasta su muerte.

No obstante, antes de que el templo fuera invadido y ellos apresados, los obispos pudieron esconder las Sagradas Formas (para evitar su profanación) bajo la cabecera de la iglesia. Posteriormente en ese lugar existió una fuente y según nos cuenta la tradición oral el agua que manaba de ella lo hacía exactamente del lugar donde fueron enterradas las Hostias Consagradas.

Esta ermita desde entonces es conocida como "Parellón de los siete obispos". Fue erigida por el obispo Richila Obilense "in tempore gotorum" (en tiempo de los godos) y parece ser que este templo dio lugar con posterioridad al Monasterio de Yuste

Lamentablemente en la actualidad el edificio se encuentra derruido. 

Temática Moros y Cristianos
Fuente: Leyendas Extremeñas / Jose Sendín Blazquez
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario