La Sábana Santa de Plasencia

Por todos es conocida la Sábana Santa de Turín, una autentica reliquia eclesiástica de la que cuentan fue la tela que cubrió el cuerpo amortajado de Jesucristo. Actualmente existen numerosas copias de este lienzo repartidas por todo el mundo, concretamente en España se encuentran fechadas y catalogadas copias desde 1516 hasta 1933. Algunas de ellas se encuentran en Valladolid, Plasencia (Cáceres), Guadalupe (Cáceres), Toledo, El Escorial (Madrid), Badolatosa (Sevilla)…etc. Además existe también una larga lista de copias en otros países como Francia, Italia, Alemania e incluso en América.

Una de estas copias de la Sábana Santa se encuentra en la Catedral de Plasencia, pero ¿Cómo llego este lienzo hasta la capital del Jerte? La respuesta a esta pregunta es todo un enigma, pues no existen referencias documentales a ella en el archivo catedralicio. Se saben que al menos durante cuarenta años ha permanecido olvidada en algún lugar del templo hasta que no hace mucho salió a la luz y desde 2012 se muestra en la Catedral.

La Sábana Santa de Plasencia es un paño de lino, rectangular, de un color blanco amarillento cuyo encaje está formado por hilos de irregular grosor. Las medidas del paño son similares a las de la Sábana Santa, medidas que eran usadas para las mortajas judías del siglo I. Concretamente su tamaño es de446 centímetros de largo por 139 cm de ancho, de los cuatro lados cuelgan hilos y presillas que debieron ser usados para que pudiera ser expuesta en horizontal o en vertical a modo de estandarte, además cuenta con un reborde de 9 centímetros, que debió estar en la tela desde su manufactura porque hay pintura sobre él. La copia refleja los desperfectos (remiendos y quemaduras) que sufrió la Sábana de Turín en el incendio de 1532.

En la tela se puede leer el siguiente texto:

Extractum ex originalis taurin

anno 1012

Gierº Della Rovere Pinxit

Tanto en el supuesto lienzo original como en la copia placentina aparece representado la figura de un hombre, con barba larga, bigote y melena, de unos 30 o 40 años de edad, 1,80 de estatura aproximadamente y de unos 75 kilos de peso. En ambas quedan representadas las heridas de un cadáver que fue torturado, golpeado, flagelado, coronado de espinas y crucificado con clavos.

No obstante existen algunas diferencias entre la copia de Plasencia y la Sábana de Turín. Principalmente son dos:

-  En la placentina se ve la imagen por las dos caras del lienzo, porque es pintura, en cambio en la Sábana de Turín solo por una cara.

-  En la copia de Plasencia la imagen está en “positivo”, como cualquier otra pintura, en cambio en la Sábana Santa está en “negativo”, como si fuera un cliché fotográfico.

Además existen otras pequeñas diferencias relacionadas con la representación de las marcas del cuerpo sobre la tela, como que en la copia de Plasencia los pies están muy marcados, incluso con detalles y en cambio en la Sábana de Turín son poco perceptibles.

Por la inscripción de la tela (“Gierº Della Rovere Pinxit“) se cree que el  conocido taller de Turín “De La Rovere” pintó el lienzo, además se sabe que la exclusiva de pintar copias de la Sábana Santa la tuvo este taller entre 1610 y 1637, año en el que murió el pintor. Pero en la segunda línea aparece inscrito el año 1012. ¿En que fecha fue pintada la copia? ¿En el Siglo XI o el Siglo XVII?

Existen varias teorías en torno a ello:

-  Que la copia fuera realmente de 1012 y fuera restaurada y retocada por la casa “De La Rovere” en el siglo XVII, por lo que se trataría de la copia más antigua realizada en una época en la que no se conocía la Sabana de Turín en Europa. Pero en 1012 ¿no se hubieran escrito la fecha en números romanos: MXII?

-  Que la Sábana datase del Siglo XVII, en el periodo comprendido entre 1610 y 1637, al igual que la primera y tercera línea y el año fuera grabado de manera incorrecta a propósito pero ¿Qué interés podía tener un artista de la “De La Rovere” en falsear la fecha de “fabricación” de la copia?

-  Una última teoría habla de que el 0 de 1012 fuera originalmente un 6, y datase de 1612, entonces todo encajaría y no habría ningún enigma, sería una copia más salida de aquel taller.

Según los análisis realizados por la Sociedad Española de Sinodología, usando técnicas fotográficas de última generación y efectuando un minucioso trabajo con material microscopio determinaron que en la copia no existe ningún rabito que hiciera que ese 0 pudiera ser en su día un 6 y por lo tanto no se conoce el motivo de esa fecha. Pero al mismo tiempo, precisan, que se produce una gran contradicción en cuanto a los años, los remiendos y quemaduras dibujados sobre la copia representan el incendio que sufrió la Síndone de Turín en 1532, posterior a la fecha de 1012.

En cualquier caso, sea como fuere, se trata de una auténtica joya de valor incalculable. Aunque teóricamente no tenga la categoría de reliquia al no conocerse que haya estado en contacto con la original.

De la copia placentina de la Sábana Santa se tiene conocimiento la Santa Sede, a través del investigador Rafael Cañete que envío las fotografías y conclusiones de su trabajo “El enigma de la Sábana Santa de Plasencia” a Roma hace años, sin que el Vaticano se haya pronunciado hasta la fecha.

No obstante existe otra copia de la Sábana Santa en el Monasterio de Guadalupe (Cáceres) de la que hablaremos otro día.

¿Conoces el Sagrado Mantel de Coria?

Temática Religioso Tesoros
Fuente: http://www.hoy.es/20121123/local/plasencia/misterio-envuelve-engimtica-sbana-201211231044.html
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario