Las extrañas huellas de Jarandilla

La fría tarde del 10 de diciembre de 1997 un extraordinario descubrimiento se produjo en la finca “La Berrocosa”  de Jarandilla de la Vera. Unas extrañas huellas circulares son descubiertas por dos niños de 11 y 9 años de edad, hijos del dueño de la finca.

Las huellas están formadas por 3 marcas independientes, separadas entre sí por no más de 5 metros, tienen en común que todas poseen una profundidad de dos centímetros y que la hierba que se encuentra dentro de la corona de la marca presenta un color blanquecino y se encuentra apisonada contra el suelo.

·  La primera marca es una circunferencia de 1,75 metros de diámetro, con un ancho de corona de 15 centímetros.

·   La segunda marca está compuesta por un arco, una circunferencia y una figura trapezoidal, la circunferencia tiene 2,10 metros de diámetro, de el parte una especie de trapecio con dos de sus lados curvos, por un lado, y por el opuesto un arco que nace y muere en dicha circunferencia.

·   La tercera marca es un arco que distaba a unos 5 metros de la circunferencia.

Estas marcas despiertan no solamente la curiosidad de los habitantes del pueblo sino también de los ufólogos. Destaco en este caso al investigador extremeño Gonzalo Pérez Sarró que fue el primero en desplazarse hasta Jarandilla y su experiencia queda recogida en el libro “Huellas de otra realidad”.

Lo cierto es que jamás se supo a que podían corresponder aquellas extrañas marcas en el suelo, se barajaron varias hipótesis: unas motocicletas realizando “trompos”, que varios objetos muy pesados y de distintas formas hubieran estado bastante tiempo sobre el terreno ó que alguien se hubiera entretenido realizando estos particulares dibujos.

Sin embargo, Pérez Sarró estableció un nexo de unión entre las huellas encontradas y dos avistamientos ovnis que se habían producido recientemente en la comarca:

·   La noche del 7 de febrero de 1996 en Jarandilla de la Vera sobre las 21:30 hora local, un objeto luminoso y silencioso se mantuvo paralizado sobre el cielo, se pudo observar a baja altura sobre la vertical de la iglesia Nuestra Señora de la Torre, duró casi una hora, hasta que a las 22:12 desapareció.

·  El 1 de diciembre de 1997, se produjo en Cuacos de Yuste otro avistamiento, eran en torno a las 20:15 hora local cuando desde la gasolinera del pueblo varias personas observan una potente luz en el cielo, situada entre el Monte San Simón y el cementerio alemán. El avistamiento duró más de una hora, el tamaño de aquel misterioso objeto era mucho mayor que el de una estrella y no parecía un avión, su forma, luz y dimensiones no se asemejaba a ninguna aeronave conocida.

El Periódico Extremadura recogió aquel hecho apuntando la posibilidad de que fuera un Ovni pero no profundizó demasiado en el tema.

El caso es que poco sabemos sobre que o quien realizó aquellas marcas sobre el terreno. Pero estas misteriosas marcas sobre el campo no son exclusivas de Jarandilla, en otras partes del mundo se han hallado también huellas del mismo estilo, quizás las más famosas fueron las descubiertas en 1978 en Winchester (Reino Unido), pero también existen en muchas otras partes del mundo como en Sudamérica o los EE.UU.

Nada está claro, lo único que nos queda es especular al respecto ¿Qué opinas?

Fuente: Huellas de otra realidad / Gonzalo Pérez Sarró
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario