Las Encantás de Montijo

En la noche mágica de San Juan, el embrujo de una tradición se apodera de una de las lagunas existentes junto al pueblo pacense de Montijo “La Laguna de las Encantás”. Desde tiempos medievales, se viene contando una leyenda que ha sido transmitida de forma oral de generación en generación, en ella se habla del encantamiento de tres hermosas mujeres:

Hace ya muchos años, tres hermanas llamadas Marías, se encontraban una noche de San Juan a las afueras de Montijo contemplando las estrellas del firmamento. Las estrellas aquella noche parecían más grandes y luminosas de lo normal, por lo que se acercaron a una laguna cercana para poder ver los astros reflejados en sus aguas.

Parece ser que un extraño y misterioso impulso las empujó a bañarse en sus aguas transparentes. No se volvió a saber de ellas, se dice que sus cuerpos se sumergieron para no volver a emerger jamás y desde aquella noche, duermen en el fondo del lagoSolo salen del agua en la Noche de San Juan cuando algún mortal realizando cierto ritual se apiada de ellas devolviéndolas a la superficie.

Este ritual consiste en portar hasta la laguna un vaso de agua sin que se derrame por el camino ni una sola gota, y verter justo a las 12 de la noche el agua en el lago mientras se formulan tres deseos y se recita un conjuro, en ese preciso instante las Encantás saldrán a la superficie danzando y dispuestas a conceder los deseos que hayan sido formulados por el agraciado.
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario