La Torre de las Siete Ventanas

La Torre de las Siete Ventanas es una estructura militar de carácter defensivo que forma parte de la Alcazaba de Badajoz, adosada a la muralla de ésta, es de planta cuadrada y maciza, fue usada como lugar de ajusticiamiento en los tiempos en que Badajoz era un rico reino taifa.

La Alcazaba de Badajoz es un lugar donde abundan las leyendas, sobre todo las relativas a luchas y romances entre moros y cristianos, sobre  la Torre de las Siete Ventanas actualmente conocemos dos historias:

En una de ellas se habla de la existencia de un gran tesoro compuesto por monedas de oro, unos cuentan que dicha fortuna se encuentra oculta en la misma torre y un guardián fantasmagórico se lía a dentelladas con todo aquel que intenta apropiarse de tales riquezas. Para otros el tesoro está enterrado varios metros bajo tierra a los pies de dicha torre, protegido por una terrible maldición que dará muerte a todo aquel que ose encontrarlo.

La otra historia que conocemos es sobre un amor prohibido, allá por el Siglo XII, Zoraida, hija de un rey de Badajoz se enamora de un caballero cristiano, no siendo aprobada la relación  por su padre y viendo éste que no podría controlar el amor de su hija, mandó encerrarla en una torre de la alcazaba, siete ventanas tenía la torre, a pesar de estar encerrada Zoraida continuaba comunicándose con su amado por las ventanas, al  ver el rey que la princesa no cesaba en sus amores mandó tapiar cada unas de las ventanas de la torre, la princesa dejó así de ver a su amado y falleció en la oscuridad de la torre sola y enamorada.

Para otros Zoraida no es una princesa, si no la hija del rico mercader Ibrahim, se enamora de Omar, un capitán de guardia destinado en el cerro del Baxarnal (actual Fuerte de San Cristóbal), el padre no aprobando dicha relación y al ver que su hija se asoma a la torre para comunicarse con su amado, la encierra en dicha torre y consigue que tapien todas y cada una de sus ventanas, pero el valiente Omar logra rescatar a su amada, y huyen cansados de tantos impedimentos y cegados por el amor.

Algunos cuentan que en las noches frías y oscuras de invierno se escuchan los gemidos de dolor de Zoraida, la princesa que fue enterrada en vida por entregar su amor a la persona equivocada, dicen que su alma sigue penando eternamente a oscuras por la Torre de las Siete Ventanas.

gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario