El rostro de Jesucristo en Cáceres

Cuentan que Jesucristo estuvo en Plasencia, pero lo que pocos saben es que el Hijo de Dios también hace acto de presencia en la capital cacereña, y se manifiesta dejando entrever su rostro a través de una piedra localizada en una vetusta pared del casco antiguo.

Caminando por la calle de Adarve Obispo Álvarez de Castro en dirección al Palacio Toledo - Moctezuma, pocos metros antes de llegar a la plaza del Conde de Canilleros, en una pared de mampostería situada a mano izquierda nos encontramos con una curiosa piedra pintada de blanco.

Esta piedra según desde el ángulo desde el que se mire, puede parecer una piedra más entre todas las que componen la pared o puede sugerir el rostro de una persona. Si la miramos de frente veremos una vulgar piedra pintada de blanco, pero si retrocedemos unos pasos para atrás y pegamos la cabeza a la pared mirando en dirección al palacio es fácil adivinar como esa misma piedra toma la forma de un curioso rostro.

Y es que ciertamente mirando en esa dirección la piedra adopta la forma de una cara que guarda gran similitud con el rostro de Jesucristo. La que parece ser la cara del Hijo de Dios se manifiesta mirando al cielo y reflejando un gran sufrimiento. Es increíble su parecido con la tradicional representación de la cara de Jesucristo transmitida por la Iglesia Católica.

A modo de curiosidad decir que la madrugada del miércoles al Jueves Santo procesiona por este punto de la calle el misterioso Cristo Negro.

Al curioso fenómeno de ver caras y figuras donde no las hay se le conoce como Pareidolia, pero en este caso ¿Forma parte de nuestra imaginación o realmente es la representación de la cara de Jesucristo?

Temática Personajes Religioso
gravatar

1 Comentarios

  • Pepe December 08, 2015 reply

    me parecia un blog muy interesante, con esto, has perdido muchos puntos

  • Deja tu comentario