El Olivo de Ánimas en Ceclavín

En el pueblo cacereño de Ceclavín existe un olivo conocido como el Olivo de Ánimas, de él se dice que en sus inmediaciones aparecen misteriosas luminarias, no obstante hay quien ha querido ver en estas extrañas luces ánimas blancas.

Según cuenta Severino Rosado, maestro nacional que ejerció en Ceclavín, hace mucho tiempo vivían en el pueblo dos mujeres aparentemente unidas por una profunda amistad, cierto día y de repente una de ellas falleció. Pasado un tiempo a la mujer que continuaba viva se le comienza a aparecer el espíritu de su amiga obligándola a realizar extraños ritos.

En cierta ocasión, la visionaria recibe la aparición del espíritu que le ordena lo siguiente:

Conseguir las llaves de la iglesia y acudir a medianoche al templo, allí debería encender una serie de velas justamente cuando el reloj diese las doce.

La mujer, más por miedo que por complacencia, acompañada de su marido se dispuso a realizarlo. Se dirigieron hacia la iglesia y su esposo se quedó esperándola en la puerta, sonaron las doce y ella encendió las velas, de repente se empiezan a mover los bancos de la iglesia y a escuchar ruidos siniestros como el rastrear de unas grandes cadenas. El marido, al escuchar los extraños sonidos entró rápidamente para ver que estaba sucediendo.

Cuando entró no pudo quedar más horrorizado y es que encontró el cadáver de su esposa tirado en el suelo y junto a él su lengua arrancada de cuajo.

Contaban en el pueblo de esta mujer que era amiga de los falsos testimonios y mentiras.

La explicación que se ha dado a las luminarias que se aparecen junto a este árbol guarda relación con los difuntos y sus peticiones de entierro digno o por cuentas que tienen pendientes con el visionario.

Fuente: https://alcazaba.unex.es/~emarnun/
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario