El obelisco de Santa Eulalia gira solo misteriosamente

El Obelisco de Santa Eulalia, ubicado en la rambla del mismo nombre, fue erigido en 1633 en honor de la mártir patrona de Mérida. Se emplearon en su construcción diversos materiales entre los que destacan piezas romanas, como tres aras cilíndricas y un capitel corintio, coronando el conjunto colocaron la imagen de la mártir con un togado.

Cuenta una leyenda que se remonta al siglo XVII que cuando el pueblo de Mérida se portaba mal o cuando se avecinan sobre la ciudad grandes desastres y calamidades la imagen misteriosamente giraba 180 grados sobre si misma y se colocaba mirando hacia su iglesia y dando la espalda a la ciudad.

Se tiene constancia de que se volvió por primera vez en el siglo XVII, cuando una gran epidemia de peste asoló gran parte del oeste peninsular.

En 1936, año de comienzo de la Guerra Civil Española la imagen volvió a rotar, dándole la espalda a la ciudad de Mérida.

Parece ser que la última vez que la imagen se giró fue tras ser temporalmente retirada de su pedestal para su restauración. Un tiempo después, la empresa que se encargó de dichos trabajos entró en suspensión de pagos y desapareció por lo que la leyenda volvió a tomar relevancia.

Durante años hubo quién tachó este hecho de milagroso, sin embargo los más escépticos lo explicaron afirmando que una de las piezas que sustentaba a la imagen cogía holgura por efecto del aire frío y por ese motivo la mártir se giraba. 

Temática Religioso
Fuente: https://alcazaba.unex.es/~emarnun/
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario