El Conde Olinos

El romance del conde Olinos es uno de los más conocidos de nuestro romancero tradicional. Los romances tienen su origen en los cantares de gesta; los juglares los recitaban y cantaban en los ambientes cultos de la sociedad medieval; a partir del siglo XV fueron también los hombres del pueblo llano quienes los ejecutaban y desde entonces se han seguido cantando hasta nuestros días, bien conservando muchos de los viejos temas o bien añadiendo otros nuevos.

Debido a que es este Romance es de tradición oral existen una gran cantidad de versiones del mismo.

Se han localizado casi un centenar, esta en concreto la sitúan en Las Mestas, Las Hurdes:

"Conde Olinos, conde Olinos es niño y pasó la mar.

Levantose el conde Olinos mañanita de San Juan

a dar agua a su caballo a las orillas del mar.

Mientras el caballo bebe canta un hermoso cantar.

- Bebe, bebe el mi caballo Dios te me libre del mal,

de los vientos rigurosos y de las olas del mar.

Bien lo oyó la reina mora que en las altas torres está.

-Escuchad, mis hijas todas las que dormid,

despertad, y bien oiréis la sirena sirenita de la mar.

Respondió la más pequeña -Más le valiera callar,

que ésa no es la voz de la sirena que ella tiene otro cantar.

Es la voz del conde Olinos que a mis montes va a cazar.

-¡Mis morillos, mis morillos los que comeis el mi pan,

a buscar al conde Olinos que a mis montes va a cazar;

el que me lo traiga vivo un reinado le he de dar;

el que me lo traiga muerto con la infanta ha de casar;

 

el que traiga su cabeza de oro se la he de pesar..."

Fuente: https://alcazaba.unex.es/~emarnun/
gravatar

0 Comentarios

Deja tu comentario